¿Esto no es un blog?

Posted on febrero 5, 2008

0


Ni “un wiki mantenido por una sola persona es un esfuerzo inútil” ni “un blog sin comentarios es un texto plano”, un blog muerto… ” (leído en este artículo, por lo demás interesante y bastante acertado de F. Herrera) ¿Por qué? Una cosa es el uso para el que fueron concebidos en origen blogs, wikis y otras plataformas de escritura digital y otra muy distinta, lo que cada persona quiera hacer de ellos.

Me explico. Después de un curso de formación de profesores sobre creación, gestión y explotación didáctica de los blogs durante el que casi todos los asistentes se mostraron sorprendidos con lo que se podía hacer con ellos y entusiastas sobre su futuro uso, todos los blogs creados quedaron inactivos.

¿Todos? Curiosamente el blog menos “blog” de todos se actualizó hace poco. Me avisó mi bloglines. Mientras la mayoría de los profesores utilizaban los blogs para los ejercicios del curso, uno de ellos, Anastasio, lo usaba para colgar reseñas de novelas españolas del siglo XX. Como nuevas entradas en su blog, iban apareciendo largos comentarios de textos, un tanto“escolares”, sobre Nada, La Colmena o Los Santos Inocentes. A Anastasio no le interesaba youtube, ni las presentaciones on line, ni las fotos de flickr, ni los mapas, ni los podcasts, ni la sindicación de contenidos, pero quería que sus textos estuvieran en la red y el blog le pareció la manera más fácil de conseguirlo. Lo llamó Erudición y Crítica.

Le expliqué cómo podía enriquecer sus artículos con hipervínculos, con fotos… Le di unos cuantos consejos sobre la legibilidad de sus textos (usa negritas, redistribuye los párrafos, corta el post para que no aparezca completo en la página principal…), pero le dieron igual.

Es cierto que Anastasio podría haber encontrado formatos más adecuados para su propósito, que sus entradas no son nada web 2.0 (ni inmediatas, ni colaborativas, ni interactivas, ni multimedia…), y que su blog es más bien un “antiblog”. Sin embargo, curiosamente, fue el único que continuó usando el blog cuando acabó el curso.

Y esto me dio que pensar… Esta manía de clasificar y sistematizarlo todo la mayoría de las veces lo que hace es limitar, restringir, estandarizar…

Se supone que un blog, según la definición más aceptada, es una página personal con una sucesión de entradas cronológicas que permiten comentarios de los lectores. Pero, ¿y si me da por crear uno para publicar una serie de textos escritos hace siglos, todos el mismo día, y no vuelvo a publicar, sino que me dedico a editar los ya publicados?  ¿Y si los distribuyo en páginas estáticas accesibles desde la página principal del blog, como si ésta fuera un índice, y me monto un libro? ¿Y si quiero usar un blog para publicar una novela o un estudio científico o un manual de encaje de bolillos? ¿Y si creo un blog para intentar vender mi piso o alquilar una cabaña en la montaña? ¿Y si me dan igual los lectores y restrinjo los comentarios y uso el blog para quejarme de mi suegra, o contar chistes, o recopilar  las recetas de cocina de mi abuela? No hay límites… Ir más allá de los usos originales o saltárselos direcatemente a la torera no hace de estos blogs ser menos blog, o blogs peores. Es sacar el rendimiento que nos dé la gana de una herramienta disponible y muy versátil.

Anuncios
Etiquetado: ,
Posted in: blogs, crítica, web 2.0