Sí, pero….

Posted on junio 1, 2007

0


Cuando entre profesores se habla sobre el uso de las tecnologías en educación se dicen muchas frases con un comienzo similar a “Sí, pero…”- o “yeah, but…” como dice Will Richardson en el artículo La nueva generación de profesores-. Y la lista es interminable:

“… no tengo tiempo para poner en práctica todo esto”.
“… en mi cole no tenemos los medios”
“… todo esto en teoría está muy bien pero en la práctica…”
Lo de la falta de medios en algunos centros, por ejemplo, no lo pongo en duda, pero también hay colegios en los que los ordenadores están de adorno.
Y es que algunos de los “sí, pero…” que se escuchan por ahí son excusas y lo que denotan es la pereza hacia el cambio, la falta de imaginación y de creatividad y el amodorramiento de una parte del profesorado.
Pronunciar un “sí, pero…” de este tipo es negarse a ver que la enseñanza/apredizaje pueda cambiar gracias a un uso útil, responsable, crítico y creativo de las tecnologías a nuestro alcance, que usándolas de este modo el papel de profesores y alumnos se difumina para dar paso a un aprendizaje más horizontal, que los ordenadores están ahí, queramos o no, y nuestros alumnos ya los usan o van a (tener que) servirse de ellos, y que no aprovecharlos es una necedad.
Está claro que el ordenador no va a sustituir al papel y al boli ni al profesor, que las TIC no son la solución definitiva a los problemas de la enseñanza, que el abuso puede producir empacho, que esa “integración de las TIC” que esgrime como eslógan parte de la adminsitración educativa, cuando se lleva a la práctica, se hace a veces de forma poco racional (un compañero me dijo que en su centro, donde hay un ordenador para cada dos alumnos, los niños no tienen espacio en el pupitre para escribir o que “gracias” a los ordenadores, sobre las mesas en filas mirando todos al frente, la disposición de la clase ya no se puede cambiar. Otra visión crítica podéis leerla aquí), y que en esta implantación acelerada y dirigida hay también intereses ecónomicos.
Pero para cada “sí, pero” de un profesor hay una buena respuesta que expresa el interés de muchos otros profesores por experimentar, por colaborar y aprender. Aquí van algunas respuestas, en forma de artículos, con interesantes comentarios además:
Entrando al trapo de las TIC (I) y (II)
Actualización. Añado un nuevo artículo, complementario de estos: Las nuevas tecnologías desmitificadas Leyendas urbanas sobre las TIC y la enseñanza
¿Dónde están los chavales 2.0?
Sobre el uso de los blogs ¿Y para qué quiero yo un blog si no tengo nada que decir?

Anuncios
Etiquetado: ,
Posted in: crítica, web 2.0